Mapa del patrimonio industrial de Cataluña

150 elementos imprescindibles

Fábrica de cemento de Clot del Moro

  • Fàbrica de ciment de Clot del Moro

    La construcció modernista del Clot del Moro.

    © Jaume Matamala

¿Por qué visitarlo?

Primera fábrica de cemento construida en Cataluña.

La curiosidad

El edificio en cascada y su monumentalidad para la producción del cemento.

¿En qué momento visitarlo?

Primavera, verano y otoño

Construcción modernista del año 1904 de la Compañía General de Asfaltos y Portland (Asland), fundada por Eusebi Güell. Se convirtió en la primera fábrica de todo el Estado español dedicada a la fabricación de cemento.

Su ubicación en el paraje del Clot del Moro, en el municipio de Castellar de n’Hug, se explica por la proximidad a las materias primas y recursos energéticos, propios de esta parte de la comarca del Berguedà, como la piedra calcárea, el carbón de las minas del Catllaràs y la energía hidráulica del río Llobregat. Desde el punto de vista arquitectónico, destaca su adaptación a la topografía y al proceso industrial. La fábrica se construyó aprovechando la pendiente de la montaña para minimizar los costes de la energía y los esfuerzos en el transporte, y se organizó en trece peldaños des de la zona de la cantera al espacio del almacén y transporte.

Utiliza de forma espectacular las bóvedas catalanas y las estructuras de hierro fundido. En esta investigación constructiva se implicó Rafael Guastavino, que combinó el nuevo cemento con la construcción con ladrillo plano, logrando que la bóveda catalana consiguiera nuevos niveles de sofisticación. La construcción del edificio tenía que ser fácil, rápida y barata, y había que aprovechar al máximo la potencia hidráulica de los saltos de agua del Llobregat. Debido a las condiciones inhóspitas del invierno de esta zona, la construcción tenía que cubrir todo el espacio ocupado por la maquinaria. Se optó por bóvedas tabicadas con mortero de cal que apoyaban sobre una cercha metálica. La singularidad de la fachada se debe a la forma de las bóvedas, que recuerdan la forma de un caparazón.

La ubicación de la fábrica requirió la construcción de una pequeña colonia donde vivían los jefes de la empresa, mientras que los trabajadores acudían a pie desde los pueblos de alrededor. En el Xalet (chalet), obra de los arquitectos Lluís Homs Moncusí y Eduardo Farrés Puig, se hospedaban los altos cargos de la empresa y otros visitantes de la fábrica.

La fábrica está adscrita actualmente al Museu Nacional de la Ciència i la Tècnica de Catalunya y en ella se ubica el Museu del Ciment de Castellar de n’Hug. La primera fase del museo fue inaugurada el 21 de septiembre de 2002. En junio de 2005, la fábrica y su entorno fueron declarados Bien Cultural de Interés Nacional por la Generalitat de Catalunya, en la categoría de monumento histórico.

  • 1904
  • Rafael Guastavino
  • BCIN (DOGC 20.07.2005)