Mapa del patrimonio industrial de Cataluña

150 elementos imprescindibles

Depósitos viejos de Manresa

  • Una feria en el antigua espacio de los Depósitos viejos de Manresa.

    © Ajuntament de Manresa
  • Las instalaciones del Museu de la Tècnica de Manresa.

    © Arxiu mNACTEC
  • El interior de los Depósitos viejos.

    © Teresa Llordés

¿Por qué visitarlo?

Elemento histórico e industrial destacado. Monumentalidad del conjunto.

La curiosidad

La nave central musealizada.

¿En qué momento visitarlo?

Durante todo el año.

El Museu de la Tècnica de Manresa está situado donde antiguamente había los Dipòsits Vells (Depósitos viejos), lugar donde se recogían y almacenaban 12.000 metros cúbicos de agua procedentes de la Sèquia (acequia) de Manresa. Se trata de tres depósitos idénticos, construidos entre 1861 y 1865, que miden 19,78 metros de anchura y 8,50 metros de altura cada uno. La cubierta de cada depósito está formada por dos bóvedas de piedra que descansan sobre los muros perimetrales y por una hilera de arcos y pilares central.

Esta construcción estaba conectada a la red de distribución de agua de Manresa. El importante crecimiento de la ciudad durante el último tercio del siglo XIX, junto con el aumento de la demanda de conexión a la red de distribución por parte de muchos ciudadanos, comportó que estos depósitos quedaran pequeños. Por este motivo, entre 1884 y 1888, se construyeron unos nuevos depósitos de mayor capacidad en los terrenos de Can Font. Desde el mismo momento de entrada en funcionamiento de estos nuevos depósitos, los de la Creu Guixera empezaron a denominarse els Dipòsits Vells.

Los Depósitos viejos suministraron agua a las partes bajas de la ciudad hasta el año 1980. En el año 1991, se restauró el edificio y, en 1993, se fundó el actual museo.

  • 1861-1865
  • Enrique León (ingeniero) y Marià Potó (maestro de obras)
  • Carretera de Santpedor, entre Manresa-Alta y Plaça Mallorca
  • BCIL Normativa: 2011/044711/N