Mapa del patrimonio industrial de Cataluña

150 elementos imprescindibles

Colonia Rusiñol “Can Remisa”

  • Conjunto de la colonia Rusiñol.

    © Lluís Grané

¿Por qué visitarlo?

Elemento histórico e industrial destacado. Monumentalidad del conjunto.

La curiosidad

La casa del amo y los jardines.

¿En qué momento visitarlo?

A lo largo de todo el año.

Esta colonia industrial tiene su origen en 1866, con la instalación en el lugar de los industriales Remisa. Posteriormente, la fábrica y los edificios fueron adquiridos por Jaume Rusiñol, abuelo de Santiago Rusiñol, para convertirlos en la Fábrica de Hilados y Tejidos de Algodón de Jaime Rusiñol y también en su residencia en Manlleu hasta el año 1930. Anteriormente, Jaume Rusiñol ya había participado en la construcción de la fábrica de Can Puntí, también en Manlleu.

A medio camino entre la colonia y la fábrica urbana, Can Remisa contaba con viviendas, una capilla, un economato, una fonda y una pequeña escuela. A lo largo de la década de 1880, la familia Rusiñol amplió la colonia y construyó un imponente casal bautizado por Santiago Rusiñol como el Cau Faluga, una verdadera joya del modernismo industrial. El conjunto amurallado, entre el río y los campos de cultivo, está presidido por la chimenea, una atalaya cilíndrica que supera los 40 metros de altura y el imponente casal de los amos, un edificio que muestra señas eclécticas, a caballo entre la arquitectura romántica y la modernista.

La restauración del Cau Faluga para convertirlo en restaurante ha significado la recuperación de uno de los edificios más destacados del patrimonio industrial del Ter.

  • 1866
  • BCIL (2321-I de fecha 05.11.2007)